Inteligencia Artificial como innovación médica

Además del reconocimiento facial, las telecomunicaciones y demás avances, la inteligencia artificial se está aplicando ahora en la investigación y el desarrollo farmacéuticos para ayudar a los científicos a desarrollar fármacos innovadores.

Hyper-dimension, una compañía farmacéutica de alta tecnología con sede en Beijing, ahora está utilizando a la IA para encontrar una posible cura para COVID-19.

Actualmente está trabajando con el Instituto de Materia Médica de la Academia China de Ciencias Médicas para aprovechar la IA y encontrar un tratamiento para COVID-19 entre los medicamentos existentes. La compañía dijo que el proyecto está funcionando sin problemas y se espera que un medicamento salga al mercado pronto.

«Utilizando IA, ejecutamos el modelo de prueba y vemos qué tipo de fármaco coincide con la proteína del nuevo coronavirus. Una vez que el fármaco se fija, realizamos un bio-ensayo para probar la eficacia del fármaco«, dijo Qin Bingjie, CEO de Hyper -dimensión.

La compañía también se está asociando con otro instituto que ha estado trabajando en el coronavirus para desarrollar un nuevo fármaco específico de molécula pequeña para COVID-19. La primera fase de la cooperación está en proceso.

Los métodos tradicionales para desarrollar fármacos innovadores se exploran a través de la experiencia acumulada de los científicos a través de los cuales diseñan los fármacos y los prueban uno por uno. Por lo general, se necesitan 12 años y una gran suma de dinero para desarrollar un fármaco innovador. Cuando la IA se introduce en la investigación y desarrollo a través del aprendizaje profundo, las máquinas reemplazan a los científicos para diseñar los fármacos. Como resultado, el tiempo para desarrollar un medicamento innovador se reduce de dos a tres años y el costo se reduce a la mitad.

Un futuro prometedor

En el futuro, se puede establecer una plataforma de intercambio para que investigadores, empresas e individuos puedan compartir y buscar literatura científica y datos. Luego, pueden hacer un buen trabajo procesando y almacenando conjuntos de datos, lo que contribuye a aumentar la eficiencia de los investigadores para usar algoritmos de aprendizaje automático para identificar datos.

En un artículo pasado ya mencionábamos como la IA se estaba empleando para ayudar en la obtención de nuevos antibióticos usando machine learning y las ventajas que esto tendría.

Trabajadores inspeccionando producto en la planta de Tengzhou.

Sé el primero en comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *