Tecnología desarrollada en Israel ayuda a los coches autónomos a “ver” en cualquier clima.

En 2018, una camioneta autónoma de Uber, chocó y causó la muerte de una mujer en Tempe, Arizona, EE.UU. El accidente puso en pausa las pruebas que Uber estaba realizando en ciudades como Pittsburgh, San Francisco y Toronto.

Los carros autónomos “ven” el mundo a su alrededor a través de un complejo sistema de cámaras de alta tecnología y sensores instalados en sus carrocerías. El problema es que, incluso las mejores, pueden fallar en climas difíciles como la lluvia o la nieve.

La compañía israelí TryEye ha desarrollado una cámara que se monta en el tablero de los coches con tecnología SWIR (short-wave infrared), que puede navegar el vehículo incluso a través del polvo, la lluvia, la niebla y la nieve.

TryEye usa su cámara SWIR en conjunto con algoritmos de Inteligencia Artificial, que pueden detectar si la cámara está viendo una camioneta, un peatón u otro carro. 

TryEye es solo una compañía de un conjunto de startups en Israel que están innovando en este importante tema. Hay varias empresas que están aportando diferentes piezas para hacer de los vehículos autónomos una realidad.

No pienses que esta tecnología solo puede ser aplicada en vehículos inteligentes. La capacidad de ver y distinguir objetos es muy valiosa para aplicaciones como Ciudades Inteligentes, detección en caminos y escaneo de contenedores de carga. KIO cuenta con clientes en todas esas áreas. Si crees que alguno de tus clientes requiere una solución como esta, contáctanos en Alchemy Labs.
Puedes leer el artículo completo aquí.

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *